Título: Horizon Zero Dawn

Desarrolladora: Guerrilla Games

Género: Aventura, Mundo abierto.

Fecha de publicación: 1 de marzo de 2017.

Plataformas: PS4.

Nota en metacritic: 89.

 

Desde la primera vez que conocimos la existencia de Horizon Zero Dawn en la conferencia de Sony de un E3 allá en 2015 la mayoría de los jugones hemos sentido, como poco, curiosidad, ya fuese por el universo que presentaba o simplemente por descubrir cómo sería la nueva IP de Gerrilla.

Dos años han pasado desde esa primera presentación hasta que por fin hemos podido poner las manos sobre este Horizon y, en la mayoría de los casos, la curiosidad se ha convertido en sorpresa al ver el gran producto que han elaborado los responsables de Killzone.

En Horizon Zero Dawn nos encontramos un mundo post-apocalíptico en el que la humanidad a vuelvo a sus inicios más prehistóricos y las máquinas se han convertido en seres temibles que caminan por el planeta a sus anchas. Las personas se agrupan en tribus y se defienden de las máquinas con arcos y flechas.

A nosotros nos tocará encarnar a Aloy, una joven paria cuya mayor preocupación es encontrar respuestas a las incógnitas de su pasado, y aunque la historia y el universo de este título fue lo que me llevó a interesarme por él, no voy a ahondar mucho más en ella por aquello de los spoilers o no sé qué. Lo que sí puedo destacar es que este nuevo mundo que se nos presenta en Horizon está completamente vivo y cada elemento que lo compone nos ayuda a creer que estamos ahí dentro y a querer descubrir que ha pasado para que todo esté así. Se trata de una atmósfera que te envuelve por completo de principio a fin y probablemente, junto a alguna otra cosa que trataremos a continuación, es el punto más fuerte del juego.

Para continuar con los puntos que hacen grande a la nueva IP de Guerrilla, hay que hablar del combate contra las máquinas, y más concretamente del combate 1 contra 1. Si bien es verdad que en múltiples ocasiones nos veremos enfrentados a más de uno (y más de dos) enemigos a la vez, creando peleas de una dimensión enorme, la verdadera magia del combate de Horizon se encuentra cuando nos enfrentamos por primera vez a una máquina que no conocíamos obligándonos a buscar sus puntos débiles, los elementos que le hacen más daño o el arma ideal para acabar con ella. Y es que hay más de 20 máquinas completamente diferentes, cada una con mecánicas completamente diferenciadas y que comparten una única cosa: la habilidad de hacerte sentir insignificante al enfrentarte a ellas. Un pequeño desliz en un encuentro mano a mano y probablemente acabemos muriendo aplastados por algo bastante parecido a un tiranosaurio.

Para complementar la variedad de enemigos metálicos, tenemos a nuestra disposición una enorme cantidad de armas diferentes, desde el simple arco que será nuestro principal compañero a lo largo del juego, hasta una honda explosiva, pasando por un arma para poner trampas o un lanzacuerdas para atar a los enemigos. Además dispondremos de una lanza para el combate cuerpo a cuerpo, aunque hay que reconocerlo, este no es su punto fuerte. Todos estos elementos, además del mundo del que hablábamos antes componen uno de los sistemas de combate más divertidos de esta generación, que nos hará perder horas peleando contra enemigos sin motivo aparente.

Está claro que no todas las ideas en Horizon son originales, y se nota en repetidas ocasiones como bebe de anteriores juegos de géneros similares. Por poner unos cuántos ejemplos nos encontraremos con campamentos que recuerdan enormemente a Farcry, un sistema de escalada muy similar al de Uncharted, atalayas como en Assasssin’s Creed (o cualquier juego de Ubisoft de los últimos 5 años), un modo detective muy similar al de Batman o The Witcher, etc.

Pero no hay de qué preocuparse, ya que Horizon hace suyas cada una de estas mecánicas, dándoles un toque de personalidad excelente e integrándolas en un producto final que no tiene nada que envidiar a ninguno de los títulos anteriores.

Hablemos ahora de los fallos. No todo puede ser bueno, ya que no existe el juego perfecto (aunque últimamente parece que Zelda no está muy lejos), y Horizon tiene un par de puntos débiles, por lo menos en mi humilde opinión.

Por un lado, y como el fallo más leve, la escalada mencionada anteriormente está limitada a los salientes que veremos marcados en blanco, obligándonos a subir algunas montañas pegando saltitos de roca en roca y tratando de mantener el equilibrio. Además, cuando por fin encontramos una zona que podemos escalar, no se trata de ningún reto, ya que la escalada es prácticamente automática. Aun así se siente bastante bien, y la espectacularidad de la mayoría de lugares que podemos escalar lo compensa.

El punto más débil de Horizon es sin duda el combate cuerpo a cuerpo, ya que solo disponemos de dos movimientos: golpe fuerte y golpe débil, y no hay ninguna forma de enlazar combos, por tanto se hace algo tedioso y repetitivo. Por suerte, si disponemos de la habilidad suficiente, no tendremos que utilizar este sistema de combate muy a menudo.

No quería dejar mal sabor de boca, y por tanto he dejado lo mejor para el final. Se trata del personaje que protagoniza esta historia: Aloy. Hay que felicitar al equipo creativo de Guerrilla, ya que han hecho una labor excelente creando a nuestra protagonista. Se trata de una chica fuerte y tosca, como se puede comprobar a simple vista pero que, en el fondo, lo único que busca a lo largo del juego son respuestas, y no sabe muy bien a quién preguntar. A lo largo del juego seremos testigos de un gran desarrollo de este personaje, obligándonos a jugar más y más para descubrir todos y cada uno de los misterios que envuelven el universo de Horizon: Zero Dawn.

En definitiva, y por no alargarme más, creo que Horizon es uno de los mejores juegos de esta generación, y probablemente uno de los mejores lanzamientos de una nueva IP de la historia.

Si tienes una PS4 estás más que obligado a darle una oportunidad a este juego y descubrir por ti mismo de lo que hablamos.

Ah, por cierto, si quieres echar un vistazo a los maravillosos gráficos de Horizon: Zero Dawn (y a su increíble modo foto) haz click aquí para ver nuestra galería de fotos de Horizon.

Alberto Blanco.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *